lunes, 5 de diciembre de 2016

ME GUSTARÍA...

Hace semanas que una idea me ronda la cabeza...

La gente ya ha empezado con las compras navideñas y con ello la temible pregunta: ¿Qué le compro a tu peque?

Uffff, ¿qué regalar cuando tienes de todo? ¿Qué es lo que desea una niña de dos años que es feliz, tiene a sus padres, comida, ropa, juguetes para dar y vender, un techo sobre su cabeza?

En fin.. durante estas fiestas tengo sentimientos encontrados. Me gusta la Navidad. ¡Me encanta! Y más ahora con la enana, porque disfrutar con ella de estos días mágicos, para mí son momentos únicos e irrepetibles. Pero que me pregunten qué regalarle me trae de cabeza. 
Sinceramente, no lo sé. Al final siempre les digo: Lo que quieras, tiene de todo. Ellos contestan: ufff, es que si no os gusta... A lo que al final les digo: Pues ropa, eso siempre nos hace falta. 
Sí, pido ropa siempre que llega la Navidad o su cumpleaños, porque oye, que la peque crecce a pasos agigantados y una ayudita en ese tema no va mal. Pero la gente es más reacia a regalar ropa y más en Navidad, que tienen que ser juguetes. ¿De verdad? Pero si tiene mil.

viernes, 2 de diciembre de 2016

QUE TARAREO?

Ultimamente la peque de la casa pide ver unos vídeos musicales. Por lo visto en la guardería aprenden canciones en inglés y ella se vuelve loca de contenta. Por lo que muchas veces estamos durante una hora o más, con canciones en bucle que a ella le gustan.

¿Qué pasa entonces? Pues que se me pegan las canciones y no paro de tararearlas. Debo decir que al principio me desquiciaba, luego empecé a tolerarlas y al final puedo decir que me gustan y que estoy aprendiendo inglés con ellas, que buena falta me hace.

Así que os dejo este vídeo para que veais un pequeño surtido de las que bailamos y cantamos en casa, la primera de todas es la preferida de la peque.




¡Feliz fin de semana a todos! y a los que tengan la suerte de tener puente... ¡A disfrutarlo!

lunes, 28 de noviembre de 2016

LENGUA DE TRAPO. EL LORO LLAMÓ A LA PUERTA

Pues sí. Nuestra peque ha entrado en una nueva fase ¡Y menuda fase!

Ahora tenemos que estar pendientes de todo lo que decimos, porque este fin de semana, me he dado cuenta de que tenemos un lorito en casa que nos imita y repite todo lo que decimos.

Sinceramente, ¡ME ENCANTA! La verdad es que estoy contenta, porque ahora en esta etapa, empieza a decir las cosas, se le entiende mejor y nuestra comunicación, verbal, es mucho más fluida.

Eso no quita que en su momento de frustración, le preguntes qué le pasa o cómo se siente y aún no sepa decirlo. Pero tiempo al tiempo. Porque ahora mismo, en esta fase, podemos quedarnos un tiempo y disfrutarla al máximo.

Es bien sabido que los peques nos imitan. Así aprenden, por imitación. Imitan a sus compis del cole, imitan a sus padres y a todos los que le rodean. Poco a poco, y gracias a esa imitación, empiezan nuevas fases, aprenden a hacer cosas nuevas.

Se da cuenta de más cosas, está más atenta a todo lo que le rodea. Sin ir más lejos, ayer tarde, su padre y yo estábamos viendo una de las mil series que nos gustan y ella estaba jugando con sus muñecos. De pronto, la protagonista se cae, (realmente se peleó y se cayó al suelo), ella miró un momento, se levantó de su cama-juego y vino corriendo: mami, mami, sa caio. La nena sa caio. Yo le respondí, sí, se ha caído, pero no se ha hecho pupa. Ella me miró y me dijo. No, llama dotó y me dio el móvil. Me hizo mucha gracia, porque a través de los juegos, le estamos enseñando que si se hace pupa tiene que avisar a un adulto o llamar al doctor (el vídeo de los 5 monitos que saltaban en la cama nos ha ido de perlas para que lo aprenda. Primero a lo que no debe hacer y segundo a que se debe avisar si alguien se hace pupa).

Viendo que se había puesto nerviosa, la cogí y empecé a hablar con ella, para que viera que no había pasado nada, y que la nena estaba bien. Después empezamos con la imitación. Si su padre decía algo, ella repetía, si yo decía algo ella repetía y así un buen rato. Le enseñamos nuevas palabras, a vocalizar mejor algunas que le cuestan más. A decir los colores (por ahora le encanta el verde).

Otra cosa que le encanta y cada vez lo hace más y con más desparpajo es cantar. Entender no entendemos mucho, pero ella no para. La que sé seguro cuando canta es la de la granja de Pepito, porque el ia-ia-ooooo, lo hace estupendamente. Canta y baila sin parar. Quiere que los papis canten y bailen con ella. Le ponemos vídeos musicales y siempre acabamos todos de pie bailando y saltando (bueno lo de saltar aún no lo hace. Eso de saltar con los dos pies a la vez no lo lleva muy bien, pero tiempo al tiempo, que sé que lo hará cuando esté preparada).

Palabras que antes solo balbuceaba, ahora las vocaliza correctamente. Empieza a hacer frases más largas y con ello nuestro entendimiento es mejor. 

¿Os acordáis cuando vuestros peques empezaron a hablar? ¿Os gustó la fase de loro, repito todo lo que oigo? 

viernes, 25 de noviembre de 2016

¿QUE YA ES NAVIDAD?

Un mes. Solo queda un mes. Para algunos será demasiado. Para otros estará a la vuelta de la esquina y para mi... Pues estoy en la mitad sé que queda un mes, pero no quiero que me pille el toro.

Ayer al salir del metro, volviendo del trabajo miré al cielo, pocas veces lo hago, porque estando en la ciudad es imposible ver las estrellas y entonces lo vi...

Las luces que ponen para anunciar la Navidad no solo están puestas (que ya me había percatado) si no que además, estaban encendidas.

¿Ya? ¿Pero si ni siquiera estamos en diciembre? ¿Soy yo o cada año las encienden antes? Un día las pondremos al volver de las vacaciones.

Me gusta. Me gusta mucho ver los escaparates luciendo sus mejores galas porque llega la Navidad. Me gustan las luces, son muy bonitas y hacen que el barrio quede más bonito y resultón. Pero por otra parte, mis sentimientos están divididos, porque ha llegado el momento del CONSUMISMO.