martes, 17 de marzo de 2015

EL PORTEO Y SUS MITOS

Hace unos días os hablé sobre el porteo en mi familia: Aquí.

Y hoy voy hablaros sobre los mitos en el  porteo (una soberana tontería). Pues ya sabéis que hay mucha gente que le encanta el porteo, pero también hay otros tantos que piensan que esto es una moda que se pasará con el tiempo, detractores que simplemente no saben lo que es y tampoco tienen intención de darle una oportunidad. 

Yo por portear me han dicho casi de todo. Recuerdo a una señora mayor. La niña tendría un par de meses. Yo iba con la mochila Boba 4g, más feliz que una perdiz. Me paré en un semáforo, me miró y miró a la niña, que iba durmiendo plácidamente. Y me dice, sin cortarse un pelo: Vas a ahogar al bebé ahí. 
Mi respuesta, obviamente, no se hizo esperar y simplemente le dije: A lo mejor se ahoga usted por meterse en vidas ajenas. Y tal y como se lo dije, crucé la calle y me fui a mi casa.

También mi propia familia. He visto a alguien muy querido que portea, a veces, con una colgona (dícese de esas criaturas del infierno que dicen ser mochilas, que no son ergonómicas, que el bebé no está a gusto, que se lleva de cara, y sobre todo que hace que los padres se partan la espalda. Pobres bebés, cogidos, solamente, por los genitales). Esa persona, la aprecio, pero no se le pueden decir muchas cosas, pues es como yo, te las suelta y se queda tan ancha, como no quiero pelear y pienso que cada madre sabe lo que es mejor para su bebé me callo. 
Pero desgraciadamente, otras personas de la familia, no se callan para hacer comentarios sobre ello (porqué porteas, eso solo lo hacen los negritos. Eso solo es una moda. Te vas a romper la espalda y eso no beneficia a nadie) y sé que este verano cuando vaya a ver a más familia, para que conozcan a la enana, serán los que me digan que parezco, vete tú a saber qué, y que los niños se llevan en los carros. Pero no os preocupéis por mi, siempre se han metido conmigo, por ser la única que llevaba tatuajes (ahora ya no), porque un verano me hice unas trenzas, monísimas de la muerte (me decían que era como el mocho de fregar de esparto que tenían nuestras abuelas) y muchas otras cosas. Pero esta vez ya no se meterán solo conmigo (algo que me resbala), sino que se meterán con la forma de criar a mi bebé y sinceramente, estoy hasta los lichis (como dice una amiga mía), para que vengan los paternalistas y lo que nunca han sido padres, para que me digan cómo debo hacer las cosas. Pues yo hago lo que me da la gana y lo que es mejor para mi hija y ya sabes, si no te gusta, miras para otro lado. Así que ya estoy afilando la guadaña, por si tengo que cortar cabezas u otros miembros más viriles. 

Empezaré con los mitos del porteo y luego los iré desmoronando poco a poco.

Uno de ellos, que a mi misma me lo han dicho es: El porteo es de Hippies.
Ser hippie no es nada malo. Eso dejémoslo claro desde el principio. Pero el porteo no solo lo hacen los hippies, ni tampoco los culturetas, ni nada por el estilo. 
El porteo no es una moda que acabará el año que viene o el siguiente. El porteo está dentro de la crianza respetuosa. Donde la necesidad de cercanía y contacto de la piel con la piel es primordial. 
No solo porteamos nosotros. Nooooooo. También porteaban nuestros padres.  (Mis padres eran tan pobres cuando nací, que no tenían dinero para un carro. Uno de los hermanos de mi padre se lo prestó y mi padre, pobre, lo dejó una noche en el coche. Al día siguiente, no estaba ni el carro, ni las cintas de casette. Así que lo único que podían hacer era portear. Y aunque cuando me vieron con mi enana, no les gustó al principio, luego recordaron que era, y les terminó gustando).
Y nuestros abuelos? No sé vosotros, pero vengo de una familia humilde que vivía en una aldea, pequeñita. Mi abuela (madre de mi padre), tuvo 13 hijos. Sí! 13. Así que imaginaros eso de llevar un carro al campo. Pues no, ella porteaba, como la que más. Y no estoy segura, pero como muchos solo se llevan año y medio, te diría que hasta porteaba doble.
Y no, señores, mi abuela no era hippie, no es hippie y si le enseñas uno, te dice que esa persona no sabe vestirse, o peinarse, o vete tú a saber qué.

Otro de los mitos es: Llevarlo en brazos lo vas a malcriar.
Ante todo debo deciros que cuando una persona, ajena a mi vida, me soltó tal tontería, solamente se me ocurrió decirle. Pues no se preocupe que ese no será su problema. Si no el mío. Puede que fuera algo arisca, eso dijo mi padre que estaba al lado mío, pero sinceramente, me dio exactamente igual. ¿Qué pasa? ¿Qué tengo que callarme la boca? Pues no, si esas personas son impertinentes, yo también.

Llevar a tu hijo en la mochila o en el fular no hará que sea un niño malcriado. Mas que nada, es que ya ponemos una etiqueta que está mal. ¿Qué pasa con los que van en el carro? Por esta regla de tres, podríamos decir que los niños que van todo el día en el carro, van a ser unos niños sedentarios, que no querrán hacer nada más que estar sentados. 
Hoy he salido con mi niña y mi marido a dar una vuelta. He querido llevarla yo en la mochila, y durante un rato, mientras yo estaba sentada, ella estiraba sus brazos y hacía fuerza, porque quería estar como nosotros, mirando al mundo, y porque además quería que la gente le dijera cosas, que la cogieran y sobre todo, porque ella así se puede sentar sola. Ella ha decidido su momento, no nosotros. Ella va a su ritmo y el día que quiera ponerla en la mochila y ella quiera echar a andar. Será, otra vez, por decisión suya. 

El problema es que este mito está muy difundido, pero no solo con la gente mayor, noooooo. También con la gente joven. Muchas chicas de mi edad, con niños más grandes, o de la misma edad, se quedan mirando a la cartera y a mi enana, cuando pasamos a su lado. Y sé que miran con desdén, pensando en esto. Pero es que.... Me da igual (me encanta!) que me miren y piensen lo que quieran. ¿Las miro yo mal porque llevan al niño en el carrito?, que les llora, que quiere mimos, abrazos de su mami, que quiere  estar cerca y oler su voz. Que no quiere que cualquiera ponga el morro y le toque la cara (no sé qué manía es esa de tocar niños ajenos. Mi hija se pone a llorar como una histérica cuando no le dejan su espacio vital).

Otro mito, que me hace gracias es: Los bebés pequeños deben ir tumbados, para que la columna se forme.
Es verdad que los bebés cuando nacen y sus primeros meses de vida no están preparados para soportar su peso. Pero eso es lo bueno de los portabebés ergonómicos, que ellos no tienen que soportar su peso. Lo hace el portabebé, que para eso el bebé está colocado en la forma correcta: La espalda curvada y la posición de ranita para sus piernas y caderas. La cabeza se puede sostener, tanto con el fular como con la mochila. 

Puede que la gente no lo vea bien, porque piensen que hacemos daño a nuestros bebés llevándolos de esta manera. Pero lo que pasa es que nuestros portabebés, ayudan a la posición del bebé y no los ponemos en ninguna posición incómoda, ni tampoco haciéndoles daños en el futuro.

Lo bueno de llevarlos porteando, es que muchos bebés les ayuda con los cólicos. Conocí una madre, a través de Instagram de que decía que su bebé tenía muchos cólicos y no sabía que hacer, yo fui una de las madres que le recomendó el porteo y un par de días más tarde nos dio las gracias porque a su bebé se le había pasado.
Si un día no porteo a mi enana, ese día mi hija no hace caca. (Siento ser escatológica, pero debo hacerlo). Mi bebé es de las que hacen cada día, y como mínimo una vez. Pero si puede, un par o tres de veces. El día que salimos con ella en el carro, que no salimos de casa y no la porteamos nada. Ese día no hace caca. Sin ir más lejos, este fin de semana nos hemos quedado descansando y disfrutando de nuestro bebé y ella el domingo, nada de nada. Al día siguiente, vino la super caca!!!! jajajajaja. Casi se le sale del pañal y le ha pasado tantas veces, que es un hecho, más que demostrado.
Otra cosa que también he visto. Es que cuando le doy la teti y la tumbo en el carro, al momento, después de echar los gases, ella vomita o reburgita. En cambio en la mochila. Nada de nada. Porque creo que le ayuda a hacer la digestión.

Una vez escuché decir: Es que los portabebés son muy caros y no se utilizan tanto tiempo como el carro
Y aquí vemos otro mito. Los portabebés no son tan caros. Hay muchos, fulares y mochilas, que puedes llevar desde que nacen hasta los cuatro años.
Y los carritos de bebé, con todas las cosas???? Eso no es caro???? Y cuanto tiempo lo utilizas???? No creo que tanto. Muchos de estos carros no bajan de los 500 o 600 euros (los más baratos si no compras de segunda mano o te lo prestan). Llevan el maxicosi, la silla y el capazo, con todo el chasis. Para meterlo en el coche te las ves y te las deseas (y si tienes un C2, más todavía, pues el maletero es inexistente). El capazo, nosotros, lo utilizamos 3 meses. Y no es porque no cupiese la niña, si no que el problema es que la niña odiaba ir tumbada si no era porque estaba durmiendo. Se ponía a llorar, porque ella quería ver mundo. Y al final decidimos poner la silla, medio tumbada. Para que pudiese ver. Esto con la mochila nunca, nunca nos ha pasado. Nunca llora (solo si está malita). Se queda dormida enseguida, y la mochila durará lo que tenga que durar. Pero ya os digo yo que es más que el carro, que dentro de poco se lo devolveremos a la dueña.

Un mito, también referente al portabebés es: El portabebés destroza la espalda.
Bueno, los portabebés no ergonómicos te dejan la espalda hecha mierda mal. Pero en cambio, los portabebés ergonómicos ayudan a mantener una buena postura, reparte el peso del bebé de tal manera que ni lo notemos (entre hombros, espalda y cadera). Fortalece los músculos de toda nuestra espalda. 
Si tienes dolores con un portabebés ergonómico debes mirar si lo tienes bien puesto, si no tenías un problema de espalda anterior, ....

Por ejemplo. Llevo a mi niña en el caboo, en la mochila o en el mei-tai. En ninguno me duele la espalda (mucho), y he llevado a mi niña casi todo un día en el portabebés. Dejando el carro a un lado. ¿duele cuando porteas tanto rato? No. Pero a mi sí. Porque yo tengo un problema en la espalda, por culpa de mi sobrepeso, desde hace tiempo. Eso no es problema del portabebés, si no de mi salud y de lo poco que la he cuidado durante unos años. ¿Qué hago? Porteo un rato, una mañana o una tarde, pero cuando noto que la espalda me duele en ese punto infernal, se la paso a mi marido sin problema.

Otro de los mitos en cuanto a este tema es: Solo podemos portear cuando el bebé es pequeño.
Cuando el bebé llega a cierto peso, puede que nos sea más engorroso llevarlo. Eso es cierto. Pero ellos, normalmente, si no hay nada que se lo impida, empiezan a caminar antes. 
Lo bueno de tener un portabebés en el momento en que ellos quieren caminar, es que siempre lo puedes llevar medio puesto. Ellos caminarán un rato, pero se cansarán y en vez de llevarlo en los brazos, el portabebés, que seguramente, ya lo llevarás en la espalda, será un gran aliado, para ayudarte en ese momento. 

Podemos portear, diferentes pesos. He visto una foto de un chico porteando a su novia, para enseñar que no solo se portea a los bebés, si no también a los adultos y no pasa nada.

Otro que me dijeron un día que me dejó ojiplática fue: No puedes portear en verano.
¿Perdón? Mi enana nació en verano. El último día de junio. Llegaba julio caluroso y sofocante a Barcelona, pero eso no quitó que yo pudiera portear.
Yo tenía la boba 4g, una mochila estupenda, pero es verdad que con ella yo sudaba mucho. Así que me fui a Kangura, una tienda de porteo, estupenda (pasad por la página web) y allí encontré un fular de algodón perfecto para las dos. Mi niña es calurosa, como yo. Pero vistiéndola con vestiditos totalmente veraniegos y el caboo (fular estupendo que me compré), fuimos las dos divinas de la muerte todo el verano. 
Llevar al bebé en el portabebés, ayuda a que regule su temperatura corporal y no lo pase mal en cuanto a la temperatura exterior. 
¿Y en invierno? Pues en invierno lo mismo. Te dicen que si porteas, pasará frío, se resfriará y mil cosas más. Pues no es así. Porque para ello, tienes abrigos de porteo, mantas, cobertores,... Y todo ello para que el porteador y el bebé vayan a gusto y calentitos.

Y el de: Es mejor que los bebés vayan mirando hacia fuera para que reciban estimulos.
Os voy a poner una foto de una famosa, Elsa Pataky, junto a su marido, porteando. A la izquierda, tenéis a los bebés mirando hacia fuera en esa colgona. Mientras que a la derecha llevan mochilas ergonómicas (Elsa se dejó aconsejar por sus seguidores y creo que hizo estupendamente).

Los bebés en los portabebés ergonómicos, miran hacia el porteador y esto es por la postura que ellos deben llevar cuando son tan pequeños.  La espalda debe ir en forma de C, como indica la curvatura de su cuerpo. Si lo pones mirando hacia delante, lo llevas colgado y el peso del bebé recae en su cadera y genitales.

En cuanto a los estimulos: Los bebés tan pequeños no están preparados para esta avalancha, porque no saben donde mirar y se vuelven locos, de ahí que algunos terminen llorando. El portabebé ergonómico hace que no mire al exterior. Pero en el momento que el bebé puede mover la cabeza y mantenerla erguida, ya os digo que mira donde quiere y cuando quiere.

Y como os dije al principio de este post. Uno de los mitos que me dijeron casi al principio de empezar a portear era: El bebé se va ahogar ahí dentro, porque no puede respirar.
La seguridad en el portabebés depende de su correcto uso. Todos debemos aprender cómo ponerlos, debemos aprender a colocar al bebé, a colocar su cabecita, para que no tapemos su entrada de aire. 
Si quieres ir en bici, debes practicar y con el porteo es eso y cabeza. Si ves que no estás a gusto, o el bebé lo ves que tampoco lo está, entonces algo va mal. Si no, por qué se iba a ahogar en el fular o mochila? 

Yo cuando empecé con el caboo, me enseñaron como poner a mi enana, pero en ningún momento, taparle la cara. Si se duerme debemos girar su cabecita, para que no se quede con la cabeza, dentro de nuestro canalillo. Por ejemplo, mi enana, en la mochila, se duerme mirando hacia mi, y cuando veo que se está durmiendo, o está dormida le muevo la cabeza, se la pongo en una posición óptima y listo.



Y hasta aquí algunos mitos que podemos, fácilmente dejar por los suelos y enseñar que el porteo no es una moda. Que si se hace bien es bueno tanto para el bebé como para la madre (después del parto), y muchísimas cosas más.

¿Porteáis? ¿Os han dicho algo que os parezca un mito absurdo?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario