martes, 21 de abril de 2015

#DESMONTANDOMITOS LA LACTANCIA MATERNA

Hace unos días escribí un post sobre uno de los primeros problemas que tuve al llegar a casa y fue: La lactancia materna.

Y hoy vengo con los problemas que las mamis nos encontramos cuando queremos dar nuestra leche a nuestros bebés. Esos mitos que siempre resuenan en nuestra cabeza, porque nos los han inculcado, o porque no paras de oírlos día tras día tras día.

La verdad es que si no ponemos freno a todos estos mitos, muchas mamis se encuentran en la tesitura de no saber qué hacer para poder darles el pecho a sus hijos, pues se encuentran solas y desamparadas y la lactancia materna tiene que ser algo bonito y natural, no algo que sea una lucha cada día.

He visto millones de mensajes de mamis explicando porqué en su día no dieron el pecho a sus hijos y la mayoría no era porque no pudiese, si no que era porque no tenía experiencia, se dejó aconsejar y todos estos mitos relucieron e hicieron que esa persona se los creyese.

Sin ir más lejos, mi madre: Mi madre era una chica joven cuando me tuvo. Solo tenía 19 años (mi padre 20) y estaban solos en Barcelona, sin más familia (estaban algunos de los hermanos de mi padre, pero eso no es lo mismo que una madre). La historia pasó en San Juan. Yo había nacido a principios del mes de junio y, según me han contado, era una niña muy buena, que se pasaba el día durmiendo y comiendo. Las noches eran gloria pues yo estaba en mi cuna, y cuando me despertaba no hacía nada, solo jugaba, pero nunca lloraba. A mis padres les tocó el gordo conmigo. Pero llegó la verbena de San Juan y esa noche fue la peor noche de nuestras vidas. Yo me pasé la noche llorando, supongo que por los petardos (que hoy día siguen dándome mucho miedo y haciendo que me sobresalte). 
Al día siguiente, creo que los petardos cesaron, me pasé el día durmiendo y mi madre conmigo sola en casa. Quiso despertarme y lo intentó, pero no hubo manera, yo me pasé el día durmiendo. Es que tenía sueño, pero ella se preocupó y mucho. Así que se bajó a la farmacia que había al lado de donde vivían y allí la farmacéutica le explicó a mi madre que aquello no debía preocuparla, que seguramente estaba cansada porque no me habían dejado dormir. Mi madre se tranquilizó y fue cuando la mujer le preguntó si se había disgustado. Ella le respondió que sí y acto seguido le pidió ver la leche que me daba, la de su pecho. Mi madre se la enseñó y fue cuando la farmacéutica, ni corta ni perezosa le dijo que esa leche no me la podía dar, porque se había cortado, del disgusto. 

Cuando me quedé embarazada busqué muchísima información de varios temas. Uno de ellos era sobre la lactancia materna y ahí encontré los mitos. Mitos que me han ido soltando en todos los sitios a donde voy. Y uno de ellos, por cierto, fue cuando me dieron una mala noticia, lloré y mi madre me dijo que se me cortaría la leche, por el disgusto, le dije que eso era una tontería y fue cuando me explicó la historia de porqué no me dio pecho y sí biberón. 

Uno de los mitos más arraigados es: NO TIENES SUFICIENTE LECHE
Cuando el bebé nace tenemos el calostro, algo que es muy importante que el bebé se tome. Después vendrá la subida de la leche y esta subida puede tardar más o menos, dependiendo de cada persona y de cada parto.
A mi me dijeron esto en el hospital. No tienes suficiente leche y por eso tu hija se está quedando en los huesos, tienes que darle suplemento. 
A mi no me había subido la leche, la niña mamaba cuando quería, o cuando me dejaban, porque eso de leche materna a demanda no está bien visto. Es cada tres horas. 
A ver, cuantas más veces esté el bebé chupando en el pecho, más leche produce la mami, si se quiere que esa madre tenga leche, lo único que hay que hacer es dejar que el instinto te guíe y si ves que el bebé quiere estar con la mami y la teti, no se lo prohíbas.

Menos mal que solo estuve lo estrictamente necesario en el hospital. Mi médico quería que me quedara unos días más, pero no lo aguantaba, no dejaban que hiciera nada para lo que estaba preparada. Así que me fui a casa y ese día subió la leche. Ese día la niña se enganchó bien por primera vez y ese día fue cuando empezamos con la LM a demanda.

Y no es que no tuviera suficiente leche, si no que tenía demasiado y tenía que sacarme para que no me doliera.

Otro de esos mitos que he escuchado, de la boca de mi cuñada, o sea que no es una persona mayor es: LA LECHE NO ALIMENTA A PARTIR DE LOS 6 MESES, ES SOLO AGUA.
Este es uno de los mitos más arraigados que tenemos. Puedes darle el pecho al bebé durante 6 meses sin problema, pero oye!!! que cuando el bebé cumpla 6 meses tu leche se queda solo en agua y no alimenta.
Anda quééééééééé´...... Lo que tenemos que oír.

Lo primero es que incluso algunos pediatras siguen con esta creencia. Pero la leche de la mamá va cambiando según las necesidades del bebé.
La OMS recomienda LME (lactancia materna exclusiva) durante los 6 primeros meses, pero después se recomienda seguir con la LM y la AC (alimentación complementaria), porque la leche de la madre es importante, no solo como alimento, si no para el sistema inmunológico.

Mi leche sigue alimentando a mi enana. Os puedo decir que ella solo toma leche, por la mañana, antes de irme a trabajar y por la noche, para cenar y luego en la cama cuando lo necesita o quiere. No quiere biberón con la leche de mami. A veces lo coge, pero no toma mucho. Supongo que prefiere la teti a un bibi.
Cuando llega el fin de semana no quiere otra cosa que no sea la teti. Intentamos darle de comer, pero no come ni la mitad. Igualmente sigo el consejo de la OMS, le doy primero el pecho y luego le ofrezco comida, si la quiere bien y si no, sinceramente, no me preocupo, porque sé que mi leche la alimenta, porque sé que si no fuese así ella lloraría por hambre, pero hace todo lo contrario. Coge la teti cuando quiere, donde quiere y cuando termina la suelta y se queda tan hancha.

Cuando mi cuñada soltó esto le dije lo que recomendaba la OMS y ella me dijo que le dio el pecho a su hijo 6 meses y que luego, le empezó a dar comida y biberones. Oye!! que mi sobrino a parte de ser un niño muy guapo y enorme, es un niño sano de los pies a la cabeza. Y como le dije a mi marido, ya que es su hermana, yo a ella no la he juzgado en ningún momento en su maternidad, aunque me gustaría decirle un par de cosas. Pero igual que no quiero que me juzguen a mi, y que no me den consejos que no he pedido, yo tampoco lo hago. Entonces, pienso que podrían respetarme más.

Otro mito que me soltó la mujer de mi primo es: DAR EL PECHO DUELE.
Dar la teti a tu bebé no duele, y si es así es porque algo va mal.
Como le expliqué en su día a ella, dar el pecho, los primeros días puede que moleste, es porque los pechos se llenan de leche, porque tu bebé está pegado a la teta todo el día, porque como dijo mi ginecólogo, tus pechos han estado tranquilos y cuidados desde que naciste y ahora, una personita te lo coge y los chupa y a eso el pecho no está acostumbrado y hasta que se acostumbre el pecho molestará, pero no dolerá.

A mi personalmente, cuando mi bebé se enganchaba me dolía los dos o tres primeros días, en la clínica, pero en el momento en que estuve en mi casa y apliqué la manera de dar el pecho que me habían enseñado, personas que saben, entonces fue cuando dejó de dolerme cuando la peque mamaba.
El problema es que me dolía el pecho, cuando ella se desenganchaba, horrores, incluso lloraba del dolor, porque me daban muchos pinchazos, desde el sobaco, hasta el pezón y cuando lo comenté con el médico la respuesta fue esa: que el pecho se debía acostumbrar a que la peque chupara, nada más y así fue, la verdad es que después de unos días sentí mucho alivio.

Dar el pecho no duele, si duele es porque el bebé no se ha enganchado bien, porque no solo debe coger el pezón, si no también la aureola. Es importante que si sientes dolor, notas que no se engancha bien o ves que algo no va bien, te acerques a un grupo de lactancia y allí te podrán ayudar y aconsejar en todo lo que necesites.

Si realmente quieres dar el pecho a tu bebé, que nada de esto te lo impida. Puedes encontrar ayuda y apoyo en todo momento, incluso en las redes sociales. Porque si las mamis no nos apoyamos, ¿quién lo hará?.

Otro mito que me parece una solemne tontería es: EL BEBÉ TE USA COMO CHUPETE O EL BEBÉ TIENE VICIO Y NO HAMBRE.
Lo primero que digo cuando alguien se atreve a decirme que me usa de chupete es:
-Bueno, eso es problema de mi bebé y mío. Aunque hay una cosa que no entiendo, si el chupete se inventó después de la teta, no será que ese es el sustitutivo o placebo que se le da, hoy día, a los bebés para que se tranquilicen????

Es verdad que el bebé a veces no se alimenta y el pecho lo utiliza para el consuelo. Es verdad que existe ese momento en que el bebé, por estar llorando, por estar triste o por lo que sea, necesita que su mamá le coga en brazos y succionar de manera no nutritiva el pecho. Mi peque, cada tarde que llego a casa se pone muy nerviosa, quiere que la coga en brazos, quiere que juegue con ella, pero sobre todo quiere que le dé su teti y no es para comer, ni mucho menos, pues acaba de merendar, si no que es porque necesita sentir el olor y el calor de su mami. Y yo me pregunto ¿Eso es tan malo?

Prefiero que mi bebé quiera estar conmigo a tener un trozo de plástico o silicona en la boca. Desde el minuto uno de nacer, mi hija escupía el chupete de manera sistemática. Mi madre ha intentado que coja el chupete en muchas ocasiones, pero mi peque ha decidido que no le gusta y es un juguete más que se mete en la boca  y tira de él después de morderlo.

Una de las cosas que más he odiado desde que soy madre es que me digan cómo y cuándo debo darle de comer a mi bebé: EL BEBÉ DEBE COMER CADA TRES HORAS, NUNCA ANTES. SEA TETA O COMIDA.
Esta es la frase que me soltó la pediatra el primer día que fuimos a verla. La teta se tiene que dar cada tres horas, nunca antes, porque si no se malacostumbran y siempre tendrás la teta fuera. Los bebés no necesitan comer cada 30 minutos.

La verdad es que después de que me dijera eso, pensé, bueno, haré lo que quiera. Y la verdad es que me puse en contacto con una asesora de lactancia para preguntarle. Obviamente me dijo que eso no era así. Que el bebé puede comer cada tres horas, pero que muchas veces necesitan el pecho para dormirse, para sentirse más tranquilos, ...

Así que me dije, pues hago lo que me dicta mi instinto y éste me dictaba que le diera cuando quisiera. Cuando fui a la segunda visita le expliqué a la pediatra que la niña demandaba más teti y que le daba. Ella me dijo que seguramente, por el calor que hacía en esos días, pleno mes de julio en Barcelona, pues que era lógico y que había hecho bien. También le expliqué lo que me había dicho la asesora de lactancia y fue cuando la pediatra decidió dejarme a mi libre albedrío: - Sinceramente, cada bebé y cada madre es un mundo, si tu instinto dice que lo hagas, hazlo.

Otro mito importante es: SI TOMAS MEDICAMENTOS DEBES DEJAR LA LACTANCIA.
A ver, puede que haya medicamentos que sean contraproducentes para la mamá y para el bebé. Pero sinceramente, creo que la LM no da dinero y como no da pasta a las grandes empresas, no se estudia qué medicamento puede ser bueno y qué medicamento no. 

A ver, nunca te automediques si das el pecho. Pero en realidad, nunca deberíamos automedicarnos. Si estás enferma o sientes dolor te vas al médico pertinente, le avisas que das el pecho y él te recetará lo que sea necesario.

Yo tuve un gripazo enorme después de Navidad y la peque quería su teti. Así que en una visita rutinaria con el médico se lo pregunté y me dió un antibiótico. Y me explicó que muchos de los medicamentos que pone que son contraindicados no es verdad. Mi marido cuando fue al a farmacia con la receta, no querían venderle el medicamento, porque no era bueno para una madre lactante. Menos mal que él le dijo al farmacéutico que el médico no era él, y que le diera la medicación.

Si alguna vez tienes dudas sobre un medicamento, lo único que tienes que hacer es consultar en la página web: e-lactancia.org, creada por un pediatra y que se actualiza bastante a menudo. En la página puedes ver el riesgo que conlleva ciertas sustancias, pues no solo hay medicamentos. El nivel 0 es el que puedes tomar sin problemas, por eso es de color verde y así sucesivamente hasta llegar al color rojo, que ya te pone que no debes tomarlo.

Esto que ahora voy a poner no es un mito. Es una realidad, y es para enfurecerse: AÚN DAS EL PECHO????????
Pues sí, aún doy el pecho, aún soy madre lactante, aún mi hija, con casi 10 meses sigue queriendo teti. Aún, aún, aún...

Parece que si das el pecho a cierta edad pues como que te miran mal, te juzgan y se sienten felices. 
Pues tengo que decir que yo me siento inmensamente feliz siendo así, dando el pecho a mi bebé hasta que queramos las dos.

¿Yo te juzgo porque tu hijo lleve un moco colgando?¿te juzgo porque le hayas dado biberón porque no quisiste darle el pecho?¿te juzgo porque dejas a tu bebé llorar para que se acostumbre a dormir solos?¿te juzgo porque piensas cosas diferentes a mi?

La respuesta es que no. Siempre digo que cada madre tiene su manera de educar y no por ser diferente a la mía será mejor o peor. 

Así que aquí os dejo esta entrada para #desmontarmitos, para que veais que no estáis solas. Para que sintais que podéis contar conmigo y otras mamis que han estado en vuestra misma situación.

1 comentario: