miércoles, 7 de octubre de 2015

SEMANA EUROPEA DE LA LACTANCIA MATERNA

Esta es la semana de la lactancia materna europea. En todo el mundo se celebra durante la primera semana de agosto, pero Europa "is different" :) y se celebra la primera semana de octubre.

Este año el lema es: 


Uno de los mayores problemas a la hora de volver al trabajo después de tener un bebé, y después de superar la logística de con quién lo dejas, es: Y ahora como le doy el pecho??? Hay madres que deciden que es el límite que se ponen para dar de mamar a su bebé, hay otras que ni se lo plantean y luego están las que quieren dar el pecho, pero encuentran bastantes impedimentos. Horarios, no poder sacarse la leche para almacenarla,... 

Yo no puedo quejarme. Mis condiciones laborales no eran las mejores, para qué mentir. Pero podía intentar compaginarme varias cuestiones y saber que la peque se quedaba en buenas manos. La lactancia, podría seguir, aunque a trompicones, pero no por culpa del trabajo, si no culpa de la enana que no quería el bibi con la leche de mami.
Mi enana después de tomar su teti. Dormida plácidamente.

Yo me llevaba el sacaleches al trabajo y allí intentaba meterme en una sala, muchas veces el baño, donde pudiera estar tranquila y me sacaba la dosis para que los pechos no petaran. Aunque reconozco que a veces llegaba a casa y los pechos me habían manchado la ropa porque había salido algo de leche. 

Poco a poco la lactancia se fue normalizando y todo se fue gestionando como se pudo. Pero esto que me ha pasado a mi no es lo que normalmente pasa. Cada día leo testimonios de madres que explican que no pueden sacarse leche, porque no les dejan ni una pausa para poder ir a una sala o baño y poder utilizar  el sacaleches. 

Otras donde hablan sobre las compañeras y la presión que estas ejercen con lo de amantar y cómo se sienten juzgadas por pedir 10 minutos para sacarse leche y guardarla para su hijo. 

Al final todas estas personas deciden dejar de amamantar porque es más fácil, porque no es un camino de rosas como lo habían pintado. Porque no pueden compaginar una cosa con la otra, porque su cuerpo dice basta! y porque su entorno dice Basta! 

Pero y cuando la madre dice Basta  y decide que sí quiere dar el pecho? 
La mía es una buena relación de pecho y bebé. La verdad es que hemos tenido nuestros más y nuestros menos, desde que a los dos meses me rechazara uno de los pechos a ahora, que no quiere la leche de mami bajo ningún concepto, hasta que llego yo. Cuando estoy con ella, solo quiere a su amiga la "teti" nos ha echado de menos, y es una manera de estar juntas. El fin de semana, no quiere despegarse de ella y eso que ya come de todo. 

Este año los objetivos a los que se enfocan están pensados para mejorar las condiciones laborables de la madre y así poder compaginar, sin problema el tema de la lactancia:

  • Unir los esfuerzos multi-dimensionales de todos los sectores para facilitar que las mujeres puedan trabajar y amamantar en todo lugar.
  • Desarrollar acciones por parte de los empleadores/as que sean Amigables con las Familias/Bebés/y Madres y que apoyen activamente a las madres trabajadoras para que continúen amamantando.
  • Informar sobre los últimos avances en la tutela y protección de los Derechos de Maternidad en todo el mundo y crear conciencia sobre la necesidad de fortalecer las legislaciones nacionales y su aplicación. 
  • Compartir, facilitar y fortalecer las prácticas que ayudan a la lactancia materna de las mujeres que trabajan en los sectores informales.
  • Comprometer y trabajar con grupos específicos, por ejemplos de Derechos de las Trabajadoras, de Mujeres, de Jóvenes y Sindicatos, para proteger los derechos de lactancia materna de las mujeres en sus lugares de trabajo.
Aunque es difícil es posible

Es difícil porque tenemos que volver antes de los 6 meses de nuestro bebé a trabajar, cuando la OMS recomienda que la lactancia materna sea exclusiva hasta los 6 meses y a partir de ahí se haga con alimentación complementaria.
Esta es una de las primeras reivindicaciones que se están pidiendo desde hace años y que sería una de las medidas importantes, a mi parecer, para empezar a ayudar a esa madre lactante a seguir con su trabajo.

Después del trabajo, siempre llego a casa y lo que me espera es ella. Quiere a su teti.

Otro tema sería la flexibilidad de horario, de las que poca gente puede presumir tener. Yo por ejemplo tengo un horario blindado de 8.30 a 18.00 cada día y la verdad es que cuando mi peque era más baby nos hubiera ido de perlas un horarios más flexible o tener un espacio pensado y preparado para esos momentos en que tienes que sacarte la leche, o un sitio donde guardarla, como una nevera. Ya que eso de guardar la leche materna junto a los tuppers de compañeros como que no está bien visto.

Puede que las empresas vean esto como un gasto excesivo e innecesario. Pero sinceramente, el porcentaje de absentismo laboral en empresas que apoyan la lactancia es mínimo. Tienen un mayor grado de compromiso. Sus trabajadoras son más felices, trabajan mejor, y la fidelidad hacia su empresa es máxima.

Amamantar a un bebé ya no es solo darle de comer. Si no que también ayudamos a que su sistema inmunológico sea más fuerte. Lo que la leche materna le da a ese bebé no se puede pagar con ningún medicamento o comida, y eso es para tenerlo en cuenta. Muchos niños destetados cuando son más mayores tienen un sistema inmunológico fuerte y por ello no caen enfermos tanto como otros. Por supuesto que hay excepciones, pero son menores en estos casos.




2 comentarios:

  1. Qué suerte que hayáis podidos compaginar lactancia y trabajo... qué mona y feliz se le ve Carlota con su teti! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!!! la verdad es que con estos horarios es algo de locos, pero sinceramente, hemos podido compaginarlo genial y sobre todo poder estar todos con ella. :) :)

      Saludos

      Eliminar