jueves, 3 de diciembre de 2015

ALIMENTACIÓN DEL BEBÉ DE 0 A 6 MESES

¡Ya estamos a jueves! y nos hemos ventilado casi, casi la primera semana de diciembre. Cuando menos nos lo esperemos estaremos cantando fum-fum-fum mientras comemos polvorones de canela (es lo único que me gusta de dulce en Navidad).

Hoy vengo a hablar sobre la alimentación en bebés del primer grupo de edad. De 0 a 6 meses.

La mejor alimentación es la leche materna. Eso es indiscutible y ya sabéis que yo soy de las de Teti al poder!!!
Pero hay veces, momentos, situaciones, ... donde una madre no puede darle el pecho a su bebé y debe recurrir a la leche artificial. (Eso no significa que sea mejor o peor madre. Para mi, la mejor madre es la que piensa, ante todo, en la salud y beneficios para su bebé y si la madre no puede darle el pecho, la mejor alimentación, obviamente, será la artificial, siempre siguiendo indicaciones médicas).

LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA

La leche materna es el único alimento capaz de satisfacer todas las necesidades de nutrientes durante estos primeros seis meses de vida.
Además proporciona suficiente agua y por eso no tienes porqué darle más alimento ni bebida. Solo la leche hará el trabajo de la alimentación.

Además es un refuerzo para su sistema inmunológico.
El calostro es la primera leche que produce el pecho de la madre durante el embarazo (incluso pueden gotear antes de que nazca el bebé, pues el calostro empieza a aparecer en el embarazo). Esta fuente de alimentación está llena de grasas, proteínas y anticuerpos. Todo ello protegen al bebé de infecciones y refuerzan el sistema inmunitario de nuestro bebé. Además el aparato digestivo está empezando a funcionar y no necesita mucho alimento.
A los tres días, más o menos, de dar a luz, la leche sube. Los pechos se ponen duros como piedras y es ahí cuando el bebé empieza a mamar la leche que le acompañará el tiempo que vosotros (mamá y bebé) decidais.

Los bebés que son alimentados con leche materna suelen presentar menor riesgo de enfermedades infecciosas y menos frecuencia de alergias durante el primer año de vida. Además de menor riesgo de obesidad, diabetes u otras enfermedades crónicas que pueden salir en un futuro.

Carlota sigue con la teta. Estuvo con leche materna exclusiva hasta los 5 meses y medio y no llegamos a los 6 porque yo tuve que ir a trabajar y ella no quería la leche de mami en un biberón. Así que empezamos a darle alguna fruta mientras yo no estaba. Por suerte, no eran tantas horas como ahora. 

Ella no estuvo enferma durante su primer año. 
¿Tuvo mocos? Sí, unos pocos, en la nariz, que se le quitaron con un poco de suero y el aspirador nasal. No nos preocupamos por ellos porque eran blancos y transparentes (con lo que no había infección) y además no presentó nunca ningún tipo de estado febril. Lo único malo es que se le llenaba el estómago de mocos y cuando se hinchaba de teta, vomitaba. Pero en una visita exprés a la pediatra nos dijo que mientras solo vomitara mocos y fuera una o dos veces al día que no nos preocupáramos hasta que no terminara con ellos. Ella y yo termianmos con los pijamas en dos días y no podía dejar de poner lavadoras para lavar todo aquello :) Pero por suerte, los mocos remitieron en una semana.

¿No tuvo fiebre en todo su primer año? Sí. Sí tuvo. Un día. El día de Navidad. ¿Por qué? Pues no lo sabemos bien. Pero le estaban saliendo sus primeros dientes. Le dimos apiretal y tal y como vino se fue.

Si deseas dar el pecho, debes informarte bien. Los primeros días son duros. Sobre todo si el bebé no se engancha bien. Pues además de llorar y ponerte nerviosa, puede hacer que salgan grietas o mastitis. 
Yo te recomiendo que intentes la lactancia tu sola. Estando en un lugar tranquilo y con el bebé, que con su instinto sabe dónde debe ir. Si ves que no puedes, que te duele, te molesta o cualquier cosa que creas que no va bien. Antes de desistir, puedes acudir a un centro de salud, donde seguro que hay alguna asesora de lactancia, grupos, ... para que te ayuden. Allí podrán enseñarte con el bebé cómo hacerlo para que los dos estéis bien.

Otro tema importante, que ya he hablado en este blog es que la lactancia materna exclusiva no tiene horarios. Lo importante es que mame, y si te pide cuando ha pasado hora y media o cuando han pasado cuatro le des. Ellos saben cuando tienen hambre. Y además, cuanta más demanda más producción.
Lo que me lleva a hablar sobre las crisis de crecimiento.
Estas crisis de crecimiento no son nada malo. Simplemente que el bebé necesita comer más. Porque como dice el nombre, está creciendo, con lo cual pedirá más teta y eso puede que la madre lo interprete como que se quede con hambre. No es eso. No te preocupes. Simplemente que quiere más, porque necesita más. Pero tus pechos son suficientes y que nadie te diga lo contrario.

Carlota en pleno verano de 2014, con mes y medio se pasaba tardes enteras en la teta. Y cuando digo tardes, es que se pasaba hasta 4 horas mamando. Y sí, no se dormía. Estaba chupa que te chupa. Una teta, otra teta y si aún quería más, la volvía a poner en la anterior. Los pechos se llenaban enseguida y ella comía y comía. 
Hubo un momento en el que lo pensé. ¿Será que no tengo suficiente leche? ¿Se quedará con hambre? Busqué información y pedí ayuda a una conocida. Tanto la información que encontré como esta conocida me dijeron lo mismo. Es una crisis de crecimiento que se ha juntado con el calor asfixiante de Barcelona. Un calor húmedo que hacía que la peque y yo sudáramos a chorro. Y como la leche aparte de comida, para ellos, también es agua. Creo que se pasaba tantas horas porque así saciaba, también la sed. 
Hice de tripas corazón y empecé a ver la parte positiva. Podía ir haciendo cositas mientras ella mamaba. No tienes que sentirte una inútil, ni que no haces nada. Busca algo compatible.
Yo por ejemplo leía. Con un brazo y el cojín me ayudaba para que la peque estuviera a gusto y con las manos cogía el libro o el ipad para leer. Me conectaba a mirar cosas. Me veía esas miles de series que tenía olvidadas y que quería acabar. Y cuando me sentí preparada, metía a la niña en el portabebés y con la teta fuera hacía tareas en casa. Poquitas, pero iba haciendo. 
Y cuanto más mayor se hacía mejor, porque entonces yo estaba más segura y aunque ella se pasara una hora a la teta, yo me iba de paseo con ella. Ahí metida con su teti siempre.

La OMS recomienda 6 meses mínimo de Lactancia Materna Exclusiva. Eso significa que no necesita más alimentos. Puede que vayas al pediatra y a los 4 meses de tu bebé te diga que tienes que ir introduciendo alimentos. Puedes negarte, porque no es necesario. Yo me negué. No le quería dar fruta hasta que empezara a trabajar. No quería darle cereales antes de los seis meses. Pero mi alrededor me decía que lo hiciera. Al final lo hice y a la peque no le gustó ni los cereales ni la fruta. No quería ninguna de las dos cosas. Y a día de hoy, fruta sí come, pero los cereales ni los ha probado.
Aunque los veamos pequeños e indefensos, son muy sabios y ellos saben lo que quieren en todo momento y lo que necesitan. Ya se irán corrompiendo con los años.

Si das de mamar a tu bebé no olvides tener una alimentación sana y equilibrada y sobre todo tener agua cerca. Pues a mi siempre me dio muchísima sed y no quería deshidratarme.

¡Ah! si optas también por la leche materna exclusiva, piensa en todo el dinero que vas a ahorrar. Además siempre llevarás el alimento encima y nunca te lo olvidarás en casa o te quedarás sin :) Como ves, todo son ventajas :P


LACTANCIA ARTIFICIAL

Hay madres que deciden que no quieren dar el pecho. Otras puede que no hayan podido por temas médicos. Otras que no hayan podido con todo lo que le ha sobrevenido al nacer el bebé, las grietas, el dolor, las mastitis (algo que si es frecuente es muy molesto y que no se debe pasar por alto NUNCA),... 

Todas ellas han terminado con la lactancia materna y se han pasado a la leche de fórmula. Han visto que era mejor para ellas y para sus bebés y con la ayuda del pediatra han empezado una lactancia artificial.

Las leches artificiales fabricadas en condiciones de esterilidad, intentan reproducir todas las propiedades y composiciones de la leche materna. Así que es importante estudiar bien las opciones que son mejores para tu bebé.

Una cosa buena que tiene la alimentación con leche artificial es que el bebé puede ser alimentado, indistintamente por el padre o la madre. Algo que hace que el padre pueda implicarse en este tema desde el principio y la madre también puede tomar ciertos momentos de descanso.
Con la leche artificial sí hay horarios que siempre te indicará el médico junto con la cantidad de leche, tipo,...

Pero también tiene alguna desventaja y la que yo le veo primero es que no tiene las propiedades inmunológicas que da la leche materna. Si optas por dar biberón, puedes intentar darle el calostro los dos primeros días.
La digestión es más pesada, por lo que pueden tener más estreñimiento, gases y algunos cólicos (aunque esto creo que es indistinto, pues conozco madres que han dado el pecho y los bebés sufrieron estos temidos cólicos).

Siempre tienes que tener en cuenta las especificaciones del producto y las recomendaciones del médico. Esterilizar el biberón, una buena postura para darle la comida, saber bien las tomas de biberón. Tener siempre a mano todo lo necesario para prepararlo. Saber la cantidad,...

Después, igual que en los bebés lactantes, con el seguimiento del pediatra se verá si va bien en peso, talla, si digiere bien la leche artificial, ... Pero si hay alguna duda, lo mejor es consultarlo con un experto.

Normalmente, pasados cuatro meses, algunos pediatras recomiendan ir introduciendo la alimentación complementaria. Empezando por una papilla de frutas a media tarde o los cereales con el biberón de la noche.
Igual que a los niños alimentados con leche materna, mientras tomen leche artificial no necesitan nada extra. Ni agua, ni manzanilla ni nada. Pero si tu, como madre sientes que necesita algo, o que le hace falta algo más, no dudes en hablar con algún experto que pueda guiarte por el camino correcto. No nacemos aprendidos y lo mejor es que nuestro instinto nos ayude a ver qué camino coger.

No puedo hablar, en este punto, de Carlota porque nunca le hemos tenido que dar leche de fórmula (me hicieron darle refuerzo en el hospital por la bajada de peso tan grande que tuvo). Pero mi sobrino fue amamantado los primeros seis meses y luego mi cuñada pasó a la leche de fórmula.
Es un niño alto, guapo y muy sano. Sufre de estreñimiento, pero desde que nació. Algo que sus padres tienen muy controlado. Podía pasarse (y creo que aún le pasa) hasta cinco días sin poder hacer caca. Y la verdad es que eso siempre preocupa a los padres. Si mi marido y yo siempre estamos mirando que la peque haga de todo todos los días y si no hace un día, al día siguiente ya estamos atentos, por si acaso.

Hay que tener cuidado en esterilizar bien todos los instrumentos, incluso las tetinas, pues pueden coger una infección de hongos en la boca.

Para mi, uno de los grandes inconvenientes, aparte de no tener factores inmunológicos es el dinero que te puedes llegar a gastar en todo esto. Lo vi en unos amigos. Ella quería dar el pecho, siempre lo decía. Pero llegó un día en que no pudo darle más. Las cuestiones ahora no vienen al caso, solo tuvo que pasar a hacer lactancia mixta. Le daba el pecho y el biberón. El problema en estos casos es que siempre acaba ganando el biberón. Pero no es por cuestión de comodidad de la madre, no en este caso, si no por comodidad del bebé. Para ellos es más fácil chupar del biberón. Casi sin esfuerzo sale la comida y con el pecho tienen que trabajar más para que eso pase. Esta, también es una de las razones por las que no recomiendan el uso del chupete hasta que esté establecida la lactancia materna por completo.

¿Y vosotras? ¿Materna o artificial? ¿Por qué? Contadme. Me gusta saber de  los que me rodean y de sus opiniones.

10 comentarios:

  1. Ya comenté en un post anterior que a los dos meses tomé la decisión de pasarme a lactancia artificial. Mi bebé nunca se enganchó correctamente y a pesar de acudir a un grupo de apoyo mis intentos de amamantar no eran más que una sesión de lloros que terminaron minando mi ánimo.

    Por cierto, que a mí nadie me ha dado ninguna pauta para la lactancia artificial. Ni mi pediatra ni enfermera se preocuparon más allá de comentarme que procurara darle toma cada tres horas. Al llevar desde el inicio con refuerzos de biberón ya sabía cómo apañarmelas (daba y doy a demanda, mi peque ha ido cogiendo horarios por sí mismo) pero me parece de vergüenza que esa frase sea lo único que te aporta la sanidad pública.

    Y sí, es un gran desembolso de dinero. Para ahorrar hay que fijarse mucho porque los precios de una farmacia a otra pueden variar mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estrella.
      Me acuerdo de tu comentario anterior.
      Es una pena que no pudieras dar más allá de los dos meses. Pero sinceramente, creo que tomaste la mejor decisión para ti y tu bebé. Porque la madre y el niño deben estar bien y felices y si tenías sesión de lloros siempre, es normal que terminaras con los ánimos por los suelos.
      Por eso siempre digo que una madre no es solo si da o no de mamar. Una madre es mucho más. Es como cuando dicen que una es más madre si tiene a su hijo vía vaginal y no por cesárea. Es que he oído cada barbaridad... Por eso te digo, desde el fondo de mi corazón que Bravo!! Por la decisión y por ver que realmente la lactancia materna iba a poder con vosotros y con la salud, ya sea mental o física.
      Vaya... conozco a un par de chicas que cuando decidieron dar biberón, les dieron pautas, les recomendaron marcas y aunque buscaron más información, siempre es de agradecer que se preocupen de explicarte como va todo. Por suerte ya sabías como hacerlo. A mi me pillaría en bragas! :P

      La amiga de la que hablo en el blog me lo dijo. Tuvieron que ir a diferentes farmacias para poder comparar precios y ver donde les salía mejor. Como no es un medicamento, cada farmacia puede ponerle el precio. Justo en mi calle hay dos farmacias, yo siempre digo la cara y la barata, porque todo aquello que se salga de los medicamentos, una siempre es más cara que la otra y no lo he entendido nunca.

      Muchas gracias por tu comentario Estrella! :)
      Saludos

      Eliminar
  2. Yo espero poder darle teta, pero llegado el momento veremos como va. Como tu dices, si no se puede, pues bibe y palante'. Lo importante es hacer lo mejor para el peque ;) ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí Arantxa! La verdad es que eso es lo importante. Tú quieres y lo vas a intentar, pero si no se puede... Biberón y listos! no por eso vas a ser menos madre. MUAS!

      Eliminar
  3. Está completísimo el post y comparto contigo los consejos que das. Yo con la primera también tube que dejar la lactancia exclusiva antes de los 6 porque me fui a trabajar, aunque si se tomaba biberones de mi leche que guardaba congelada...Pero con el peque que cogí excedencia en el trabajo si que fue exclusiva hasta los 6 y los seis bien largos porque la complementaria fue muy paulatina. Lo de tardes enteras en la teta lo hacía sobretodo mi mayor...Me has hecho recordar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La peque nunca quiso tomar biberones con mi leche. Cuando tenía un par de meses o así, alguna vez habíamos preparado uno con mi leche, antes de congelarla, para que mi marido le diera el biberón, y aún quería, pero fue llegar el quinto mes y no quería ni ver el bibi con la leche. En cambio le dabas con agua y se la bebía toda sin problemas.
      Yo hubiera querido cogerme una excendencia de un año, para poder estar con ella todo ese tiempo, pero las circunstancias no fueron propicias, a lo mejor si me vuelvo a quedar embarazada puedo hacerlo!
      Aunque estoy contenta porque fueron cinco meses y medio de lactancia materna exclusiva!
      Gracias por el comentario! Besotes!

      Eliminar
  4. Pues yo hubo una época , al poco de nacer, en que Rosquis hizo mixta porque la doctora pensaba que con mi luche no era suficiente, perdía peso y no lo recuperaba, poco a poco con el paso de los meses conseguí reducir y luego quitarle los bibis. Muy buen post hablando de las dos opciones de lactancia. Besitos! Sonia, AnimalitosTuyYo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya... Que susto cuando ves que van perdiendo peso y no recuperan. Conozco a alguien que le pasaba lo mismo, por eso lo de dar el bibi y dejar la lactancia materna a un lado. Pero mira que bien! luego con los meses pudiste reducir y terminar quitándole el bibi para seguir con la lactancia materna y tengo entendido que aún sigue con 22 meses!! bravo!
      Besotes!

      Eliminar
  5. Hola... yo tengo el punto de vista de la lactancia artificial. Yo no tuve leche y es en serio, las señoras de la liga de la leche dicen que tooodas tienen, pero eso no es cierto, puede que el 99.99% de las mujeres tenga y yo tristemente fui del 0.01%, quizas genético (mi tía, no pudo dar pecho a ninguno de sus 3 hijos), quizás que estuve con antibiótico como un mes después del parto... no lo sé. Pero de que intenté tooodo lo que me recomendaron lo hice y nada funcionó. Yo siempre he sido pro lactancia materna, el día que regresamos a casa ni siquiera sabía donde tenía los biberones que me regalaron, ni el esterilizador que también me regalaron... jamás estuvo en mi mente no darle pecho... pero ya ven, el Universo actúa distinto a nuestros pensamientos.

    Con las tomas no teníamos horarios, era a demanda también, siempre cuidando de no pasar las onzas diarias recomendadas en la fórmula, aunque mi bebé como un relojito pedía cada 3 horas al inicio y luego ya fue espaciando con el tiempo. Tomó leche exclusivamente durante 6 meses, no hubo necesidad de darle ni siquiera agua.

    Es un niño sano que no se enfermó durante su primer año de vida, ni siquiera mocos, nunca, ni una sola vez, fiebre tampoco, tuvo unas décimas de reacción a una vacuna, creo que a los 4 meses. Así que bueno, ya tienes otra experiencia. Lo que sí es que me enerva los nervios y me ponen de un mal humor las mamás pro lactancia materna que terminan diciendo "ay pobrecito, toma leche de fórmula"... porque no es ningún pobrecito y gracias al cielo que existe o si no, cuál hubieses sido el alimento de mi peque??? (tengo una de esas en mi oficina que te juro quisiera mandarla a....)

    Que buen post, siempre te leo y no te comento, intentaré hacerlo más seguido. Me alegra que la nena vaya ya dando sus pasitos, no te apures, todo a su tiempo, el mío caminó relativamente rápido pero sigo esperando que me diga "mamá" o cualquier cosa... ya tiene 20 meses y no quiere hablar... pero yo no me preocupo, todo a su tiempo.
    Un abrazo. Piri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Es una pena que no tuvieras leche. Yo sí creo que puede haber casos que pasen estas cosas. Y por qué no puede una madre no tener leche? Es verdad que nuestro cuerpo se prepara para dar alimento a nuestros bebés, pero sinceramente, también existen otros factores, tanto internos como externos en los que puede dar el caso de que la lactancia no se establezca. En tu caso es algo interno y es una pena que aunque fueras pro lactancia y en ningún momento pensaras en dar el biberón, terminaras haciéndolo. Pero lo importante ya no es dar el pecho o no, si no que nuestros hijos estén bien y estén sanos.
      Es genial que aún dando el biberón fuera así hasta los 6 meses. Todas las personas que conozco que han dado el biberón a sus bebés, a partir de los cuatro meses y medio, empiezan con la alimentación complementaria, y muchos médicos la recomiendan porque dicen que los bebés a los que se les da el biberón tienen algunas carencias que los de teta no.
      Los extremismo son lo peor Piri. A mi tampoco me gustan, ni las pro teta con el pobrecito, como dices tu, o tildándote de mala madre porque das biberón, ni tampoco a las pro biberón, que cuando te sacas el pecho para alimentar a tu bebé, te miran con cara de repugnancia o te dicen: Todavía está con la teta? Te utiliza de chupete. Lo vas a tener pegado hasta los 18 y así un continúo ir y venir de comentarios desacertados de gente que no tiene que meterse en nuestras vidas, porque para eso tienen las suyas. Yo soy de las de: Vive y deja vivir. Así que déjame en paz con mi decisión.
      Yo te alavo, quisiste dar el pecho, pero no pudiste porque no tenías leche. Algo poco usual, pero que puede pasar, tu eres un ejemplo. Te alavo porque dejaste que tu instinto te guiara y vieras que no podías hacer otra cosa que dar leche de fórmula. Solo por eso, eres la mejor madre para tu hijo. Y los demás que digan lo que quieran.
      Gracias por tu comentario. La peque poco a poco va caminando aunque no se atreve sola. Ahora solo quiere caminar con las manitas cogidas. Yo creo que le quedan cuatro telediarios para salir corriendo.
      La mía sí habla, poco, pero habla. Le encanta decir Hola. A quien sea. Y la gente le sonríe y le contesta y ella sigue con: hola, hola, hola. Jajajajaja. Es muy graciosa. Tiempo al tiempo, cada bebé tiene su propio ritmo. A lo mejor el tuyo no quiere hablar hasta que tenga algo que decir realmente importante. :)
      Saludos!

      Eliminar