lunes, 22 de febrero de 2016

MIS IMPRESCINDIBLES CON LA LLEGADA DE UN BEBÉ

¡Hola amigos! Qué tal vuestro fin de semana? El nuestro de relax y descanso y ya ha llegado el lunes y con las pilas bien cargadas os traigo un post sobre cuáles son mis imprescindibles con la llegada del bebé (sobre todo si es el primero).

Lo primero que tenemos que pensar es que no nos podemos llevar por la emoción. Cuando nos quedamos embarazadas pensamos en tener todo y lo mejor para nuestros pequeños y muchas veces entran trastos inútiles en nuestros hogares que se quedan sin estrenar o casi.

Así que antes de comprar algo, piensa realmente si merece la pena, si es estrictamente necesario. Básate en la utilidad que le puedas dar y piensa en cuantos años vas a utilizarlo. También puedes buscar ofertas especiales y esperar a ver qué te regalan, o hacer directamente una lista de regalos, que mucha gente la pide. También están las cosas heredadas, que a mi, personalmente, me encantan.

Mis indispensables, después de tener un bebé, para la llegada del retoño son:

- Minicuna-colecho: En principio iba a utilizar el moisés que mi prima iba a prestarme, pero otra embarazada en la familia lo estaba utilizando y yo no sabía si me lo daría a tiempo, así que para ir sobre seguros y sabiendo que la peque se quedaría con nosotros y yo quería darle el pecho, pensamos que una buena compra sería la cuna-colecho. Compramos la de la marca Chicco y debo decir que estoy absolutamente encantada con esta compra.

La cuna que nosotros tenemos es la fucsia. La utilicé durante los primeros siete meses de la niña. Se acopla a la cama perfectamente, puedes bajar uno de los lados y encima es reclinable. Algo que nos fue estupendamente cuando la peque tenía reburjitamientos o constipados, ya que podías bajar solo un lado de la cuna y así ella dormía solo medio tumbada.
Reconozco que los primeros meses, los tres primeros, para darle el pecho la cogía en brazos y me la ponía encima, pero era ya cuestión mía hacerlo así, porque era más cómodo para las dos. Dormía en esa cuna pegada a mi, así que aunque los dos primeros se despertaba cada hora y media para mamar, dormía casi del tirón toda la noche. 
No quisimos practicar colecho desde el principio, porque al papi y a mi nos daba miedo movernos y aplastar al bebé. Ya sé que parece una tontería, pero para estarte quieto toda la noche con miedo a moverte, mejor ella en una cunita pegada a mami y listo. ¿No creéis?

Saliendo del hospital
- Silla para el coche: imprescindible si tienes coche y al salir del hospital no te vas andando. Imprescindible si te gusta salir con tu coche de paseo, o si te gusta viajar. Imprescindible, para que vuestros hijos estén seguros. 
Nosotros la primera que tuvimos fue un regalo-heredado de mis cuñados y es que llega un momento en que si sabes que no la vas a volver a utilizar y está perfecta, por qué no dejársela o regalársela a alguien?? Incluso venderla en alguna página de segunda mano. Y es que es imprescindible, pero es un producto muy perecedero, pues los peques crecen deprisa y pronto necesitará otra silla.



-Fular de porteo, mochila ergonómica y/o carro de paseo: Los pongo los tres juntos porque cada padre y cada madre es un mundo y habrá gente que empiece a portear desde el principio y otros decidan que prefieren llevar el carro antes que el fular. Y después están los que como yo, tienen todo para un día una cosa u otro día la otra.
En la primera foto podéis ver lo a gusto que estaba siempre en el fular.
Todos los fulars y mochilas los he comprado en Kangura portabebés, un
trato genial y excelente por parte de todas las chicas
Sinceramente, si hoy día naciera otra vez la peque, solo tendría el fular y más adelante la mochila. Y el carro lo dejaría para más adelante. Por suerte, nosotros el carro nos lo prestaron y aunque no tengo ninguna queja, en el momento en que probé el fular de porteo, se acabó el resto y no solo para mi, si no también para la peque. Cuando cumplió el año, compramos un carro algo más funcional, pues el bugaboo Camaleon que nos prestaron es estupendo (se lleva casi con un solo dedo) pero no es nada funcional para ir por la ciudad, coger el transporte público, plegarlo para meterlo en el coche (nosotros hacíamos un tetris cuando teníamos que coger el carro y el coche).
Al final el fular fue nuestra salvación. Lo primero es que no ocupa casi nada. Lo segundo es que la peque la poníamos en la mochila o en el fular y automáticamente se quedaba dormida y si encima tenía la suerte de que la llevaba mamá, entonces tenía barra libre de teti y es que para nosotros fue la mejor compra para la llegada del bebé, junto con la mini-cuna y otros objetos que os diré a continuación.
Hay gente que prefiere el carro y el que así lo desee, lo mejor que puede hacer es buscar aquel que se ajuste mejor a sus necesidad, hoy día hay tantos carros como futuros bebés. Nosotros tenemos el bugaboo bee y para los días que estamos todo el día fuera, es lo mejor de lo mejor, porque es pequeño, funcional y sobre todo cómodo para la peque.

-Cojín de lactancia: ¿Quieres dar el pecho? Pues no te lo pienses, creo que el cojín es otra de esas compras que volvería a hacer sin dudar. Y es que no solo sirve para dar el pecho, si no para que nuestros peques duerman una minisiesta.
Pensé que sería una de esas compras de... al principio siempre se usa, "cuando se le coge el tranquillo" entonces no lo necesitas. Pero no. Me equivoqué y es una compra que además hicimos doble, porque al conocer su uso y lo genial que era, mi madre compró otro para tenerlo siempre preparado en casa para cuando fuéramos y es que Carlota siempre mamaba con el cojín. Yo no tenía que aguantar el peso y ella se aposentaba estupendamente. Cuando quería dormir, ponía el cojín allá donde estuviese yo, en el sofá, la cama, ... y mientras hacía cositas (limpiar, barrer, mirar la tele, leer un libro, dormir) ella dormía plácidamente encima del cojín. Cuando empezó a crecer, tanto el papi como yo la dejábamos sentada donde ella quería y el cojín detrás nos ayudaba a estar más tranquilos, por si se iba hacia atrás. Aunque nunca lo tuvimos que comprobar.
Nosotros compramos el cojín de la marca Chicco (compramos muchas cosas de la marca, porque teníamos una amiga que trabajaba allí y quién mejor para ayudarnos a decidir que alguien que trabaja con estos productos). Este cojín es firme y hace la forma ovalada perfecta para el cuerpo de la madre. Yo al tener los pechos grandes, el cojín ayudaba a la peque a cogerse mejor al pezón.
Pero los hay más grandes, más pequeños, que se ponen dentro de otro y hace una hamaca,... Ya os digo, infinidad, y es que al final es cuestión de probar. Yo no lo cambio, este me encanta. Pero una amiga tenía uno largo que además, antes de nacer el peque lo hacía servir para dormir y meterlo entre las piernas. Algo que le ayudaba muchísimo a conciliar el sueño.

Con el tiempo, al ver que la lactancia se establecía y que aquello iba para largo, compré el extractor de leche swing de Medela para poder hacer un pequeño banco de leche para cuando se fuese a trabajar. Así que este sería un imprescindible, siempre y cuando hagas lo mismo. Si no... te lo puedes ahorrar, que es algo caro

Por cierto, si sabes que no quieres dar el pecho a tu bebé. Tus imprescindibles pasan a ser: Biberones (anticólicos), tetinas, escurridores, leche de fórmula,...


- Hamaca: Este artículo se lo pedí a los amigos. Me querían hacer un regalo especial por el nacimiento de la peque y les pedí que me compraran una hamaca. Me enamoré de la hamaca: crece conmigo de fisher price y es que le veía muchas utilidades y la verdad es  que tanto esta, como la hamaca de babyjorn que tuvimos luego, nos han servido durante bastante tiempo. La babyjorn ahora la utiliza para jugar. La fisher pryce la tienen mis padres  y es que era dejarla allí con algún dou-dou o la jirafa sophie y Carlota se relajaba que daba gusto.
Hay gente que casi no la utiliza porque con el porteador y sus brazos tienen suficiente, pero creo que hay momentos en los que ellos pueden estar en la hamaca, mientras nosotros hacemos nuestros quehaceres. A mi me iba de perlas cuando tenía que hacer la comida. Pues la ponía en su hamaca, en la puerta de la cocina y mientras ella jugaba y me miraba, yo iba cocinando mientras le cantaba y le hacía monerías.


- Ropa: esto ya se sabe. Pero lo que no sabes, furura mami primeriza, es que no hace falta que compres mucha ropa. NO TE VUELVAS LOCA!!!
Lo primero, es que mucha gente te regalará ropa, nueva o usada y te irá estupendamente. Así que puedes esperar a ver qué te regalan los primeros meses de tu embarazo. Eso no quita que quieras comprar algunos conjuntos para la llegada del bebé y sus primeros días en el hospital.
Yo le compré lo más básico: 5 bodys de manga larga. Abiertos por delante, para mayor comodidad de ponerlos y 3 bodys de manga corta. Pues la peque nacía en julio y no creo que utilizáramos los de manga larga (aunque sí lo hicimos). Más adelante, como crecen deprisa le compré de tirantes para el verano.
También le compré dos mudas para el hospital y unas cuantas ranitas. Reconozco que me hubiera llevado media tienda, pero por suerte, no lo hice, porque no quería, me habían regalado tanta ropita que teníamos ropa suficiente para vestir a Carlota durante su primer año y es que la ropita que nos dieron estaba casi nueva!!!!!! 

- Otro imprescindible, son cosas para la higiene del bebé. Yo antes de que naciera la enana tenía preparadas ciertas cositas: cepillo, cortauñas (o tijeritas), gasas, suero fisiológico, jabón neutro, esponja natural, crema para pañal,...

- Dou-dou, mordedores, jirafa sophie: Si te regalan o compras un dou-dou, duerme con él algunos días. Cuando nazca el bebé tendrá tu olor y ese primer muñequito se convertirá en algo especial para él, pues olerá a mamá y le calmará y jugará con él. La jirafa parece una tontería, pero a Carlota le encantaba y hasta que no la destrozó ahí la tenía, jugando con ella y se llevaba a todos lados.

Hay otros artículos que con el tiempo verás que necesitas o crees que son importantes. Pienso que lo mejor es dejar que el bebé nazca para saber qué es lo que realmente necesitas. Por ejemplo, a nosotros nos prestaron el cambiador y es verdad que los primeros meses la cambiábamos allí, pero con el tiempo la empezamos a cambiar en todos los sitios, sofá, cama, suelo, ... lo único que necesitábamos era: cubrecama, por si se le escapaba alguna cosita :)
Nos regalaron el vigilabebés. Y yo lo utilicé alguna vez, cuando era muy pequeñita y me levantaba, mientras hacía el zumo, siempre ponía la cámara por si acaso, estando en la cocina no la oía llorar, si se despertaba. Pero como al final hacemos colecho, la verdad es que poca utilidad le hemos dado.

Otra compra indispensable, que si quieres puedes pedir a todos aquellos que no sepan qué regalarte: PAÑALES. Creo que si vuelvo a quedarme embarazada va a ser lo que más pida, pues cambiarás tantos, que todos los que te regalen serán bienvenidos :)

Y para vosotr@s??? cuáles son los imprescindibles que nunca os fallaron??

11 comentarios:

  1. Pues sabes que el cojín de lactancia entorpece más que ayuda a la hora de dar el pecho?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en serio?? Pues muertica me has dejado!!
      Más que nada, porque a mi me ayudó muchísimo tenerlo conmigo. Para la posición, por ejemplo, me ayudó, no sé si será por mis pechos, no sé si será por la forma de darle teti, pero ya te digo que hasta el año lo utilizaba a diario.

      Eliminar
  2. Me gusta tu selección! Nosotros no compramos míni cuna y luego me
    Arrepetí, el cojin de lactancia lo use mucho para dormir embarazada, para la lactancia me fue mal. No se si tiene que ver con que sea "tetona" tal cual.... No acababa de encontrar posición!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! La verdad es que la minicuna para mi ha sido una salvación y si me vuelvo a quedar embarazada, la tengo bien guardada para volver a utilizarla desde el primer día :)
      Pues yo también soy muy tetona, pero mucho, mucho y a mi me fue bien, creo que nosotras sí encontramos esa posición. Lo único malo que tuve en la lactancia fue que Carlota deshechó mi pecho izquierdo y no lo quiso.
      Saludos y gracias por pasarte :)

      Eliminar
    2. Pues dicho por varias asesoras de lactancia, el cojín muchas veces entorpece la lactancia pq "obliga" a una posición concreta, y según como tengas el pecho y en que dirección vaya el pezón hace que la postura y el agarre no sean correctos.

      Eliminar
  3. Nosotros no tenemos muchos trastos, lo justo y necesario y casi todo lo que pones aqui. La hamaca es la misma que la tuya pero con otro estampado.Me encanta la marca fisher price para los peques son articulos bonitos y muy funcionales. Me regalaron un movil para la cuna de esta cama que es un primor! En lo que si nos hemos pasado es en comprarle ropilla... no tiene mucha pero la que tiene no le vale aun y es de invierno con lo cual nos la comeremos con patatas... sonos primerizos! que le vamos hacer! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor. Llenarte de trastos es una tontería. A mi, mi cuñada, quería darme muchos trastos y le dije que no, que se los quedara, que había cosas que no necesitaba.
      A mi esta marca también me gusta y es que la hamaca la vi y me enamoré de ella. Yo tengo un movil de cuna precioso, colocado en la cuna y sin estrenar, pues no ha dormido nunca en esa cuna
      Aixx, lo de la ropa, es lo que tiene. Por eso aconsejan no comprar mucha hasta que nacen, y entonces, si te falta algo, lo compras, porque verás mejor su talla. Igualmente, yo ropita que le quedaba grande, se la arremangaba y se la arremango y se la pongo, que tiene que aprovecharla. Jejejeje.
      MUAS!

      Eliminar
  4. Yo coincido en casi todo contigo. cuna de colecho no he tenido, ni minicuna. Lo que si utilice mucho es la trona que la mia es muy versátil y multiusos. Estoy preparando una entrada sobre ella. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la trona la utilizo, aunque no tanto como debiera. Tenemos una muy mona, también de chicco, pero al final la peque come fuera todos los días, y para cenar, al estar las dos solas, comemos en la mesa pequeña y ella está a mi lado mientras le hablo o le canto para entretenerla. jejeje.
      MUAS!

      Eliminar
  5. A mí el cojín de lactancia me fue estupendamente, y la hamaca también. Para mí totalmente imprescindibles. Y añadiría un sacaleches. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el sacaleches lo he puesto, pero no antes de la llegada del bebé. Y es que podemos estar seguras de querer dar el pecho, pero luego imagina que no puedes y desistes. El sacaleches, si lo quieres bueno, vale pasta, así que es mejor ver como evoluciona la lactancia antes de comprarlo. Yo esperé un mes. Al ver que la peque mamaba y se enganchaba bien y yo estaba bien, fui y compré uno y fue mi gran aliado durante su primer año de vida.
      Saludos

      Eliminar