viernes, 15 de abril de 2016

5 COSAS... 5 MANIAS QUE ME DEFINEN

¡Hola amiguetes bloggers!

Sí, sigo también en la sección de 5 cosas, porque me gusta, porque me alegra el viernes y porque así me conocéis un poco más. Hasta ponerme al día con los que ya hay publicados, os pondré uno todos los viernes. Luego... Dios dirá :)

Paty de Mi dulce de Melocotón nos ofrece la posibilidad, en su primer post de 5 cosas, de conocerla un poco mejor diciéndonos todas aquellas manías que la definen, así que... allá voy.

1. No soporto que me toquen los pies.

Es superior a mi. Desde siempre. No me gustan que me los toquen. Un leve roce y me pongo de los nervios. Y es que debo tenerlos muy sensibles y el problema es que mi autoreflejo es pegar una patada. No lo hago queriendo, pero es instinto primario que me sale de las entrañas. Patada y se acaba el tema. Así que ya sabéis, si no queréis llevaros una patada, nada de tocarme los.... pies :P

2. Cuando estoy nerviosa me muerdo los padrastros (la piel alrededor de la uña)

Lo hago sin pensar. Igual que chascar los dedos. Si estoy nerviosa, sin mas empiezo a morderme los padrastros y mi marido pronto me da un pequeño toque en la mano para que deje de hacerlo. No me doy cuenta, lo hago y punto. Es superior a mi.

3. No salgo de casa sin echarme un último vistazo en el espejo

Y si es fin de semana, sumad que le pregunte a mi marido 100 veces si le gusta la combinación o la ropa que llevo. Y no es que necesite su aprobación, si no saber que no he cometido el error carrafal de combinar dos cosas incombinables (existe esta palabra??)

4. Los utensilios de cocina tienen su sitio. No me los cambies.

Sí. Dentro de mi cocina impera el orden o el desorden. Depende de los ojos con que se miren. Lo que sí impera es: cada cosa en su sitio. Su cajón, su estantería, ... No me lo cambies de sitio, porque si voy a cogerlo y no lo encuentro, me pongo de los nervios. Por eso siempre que le pido a mi marido que coloque el lavavajillas le recuerdo que las cosas tienen su porqué dentro de la cocina y necesito que estén en el sitio que corresponde. Es una manía una tanto estúpida, pero sinceramente, así no tengo que estar buscando por los cajones y al final enterarme que está para lavar :)

5. Corto a la gente al hablar (sin darme cuenta) pero no soporto que me corten a mi.

Creo que esto me viene porque de pequeña, cuando quería hablar, no me dejaban. Después pasé a no tener voz (no literalmente) y no expresarme siempre y callarme las cosas. Eso hizo de mi una persona muy triste. Así que aprendí a no callarme y creo que por eso, siempre corto a alguien cuando tengo algo que decir, por miedo dejarlo en el tintero.
Y sí, odio que eso me lo hagan a mi. Es el colmo del ridículo, pero que se le va a hacer. Nadie es perfecto.

Por cierto, esta última manía viene por cortesía de mi marido, porque no sabía qué poner y él me ha dado una preciosa lista de algunas que son inconfesables :P

¿Coincidimos en alguna cosa? ¿Me cuentas las tuyas?

2 comentarios:

  1. ¡Holaa guapaa!
    Me ha gustado conocer estas 5 manías tuyas, siempre me gusta conocer mejor a la gente que hay tras la pantalla =) Aunque creo que no coincidimos en ninguno. No me importa que me toquen los pies pero no soporto que me den ni un toquecito en la cara, aunque sea de broma o para llamar mi atención, me pone suuuuper nerviosa xD
    Un besitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja. vaya, somos muy diferentes.
      Lo de los pies es algo que me puede y no puedo soportar. Me pasa desde siempre.
      MUAS

      Eliminar