martes, 30 de mayo de 2017

LENGUA DE TRAPO EN ACCIÓN: PRIMERAS CONVERSACIONES

Hace ya unas semanas que pienso en este post. La peque hace tiempo que habla, pero cada vez más tiene un lenguaje más entendible y divertido.

Digo divertido porque siempre me saca una sonrisa. Me hace pensar en cómo cambiamos con el tiempo y como la sociedad, al final nos marca lo que está bien decir en voz alta y lo que es mejor callarse, porque ahora, con casi tres años, ya os digo yo que no se calla nada.

Normalmente la peque tiene temas de conversación de lo más variopinto. Como por ejemplo:

  • Los grifos: Sí. Pienso que puede ser por la profesión de mis padres, con una tienda llena de grifos. Por supuesto, a la enana, como a muchos otros peques, le encanta el agua, mojarse las manos, perseguirte, reírse, meterse en todos los charcos como Peppa Pig y ensuciarse. Pero parece que el tema de la higiene también lo llevamos bien. Y digo esto, por una simple razón, porque ella siempre nos dice que de los grifos sale el agua y con esa agua ella se lava las manos, porque los grifos son mágicos. (Imaginación 1000)
  • El pelo en general: Desde hace algún tiempo se fija en el pelo de la gente. Quien tiene. Quien no tiene y donde lo tienen. Y sí, ya me ha echo reír a carcajadas con alguna ocurrencia, como decirme que el papa no tiene pelo en la cabeza y sí en las orejas o nariz. Y también se me ha caído la cara de vergüenza cuando delante de una mujer mayor desconocida me soltó: mama la señora tiene pelo. Yo me dije sí, en la cabeza, como tu y yo. Y ella me respondió: no mamá. Tiene barba como el papa. Madre mía que apuro!!! 
  • También le obsesionan los olores.  Como a mami. Si yo digo, madre mía como huele. Viene corriendo a oler y hacer el típico: puaaaaj que mala huele. Le da igual donde y cuando ella lo suelta.
  • Las canciones que aprende las canta sin parar: El cargol de la muntanya. El bon día  (con la que nos despierta cada día) y un sin fin de canciones que cuando le preguntas te dice que se las ha inventado. Doy fe, no las conozco y no sé ni que canta.
 Como digo es un mundo aparte. Sin ir más lejos, ayer noche estábamos tumbadas en el sofá. Me pide su teti, porque sí, ella tiene su teti y que nadie le diga que no es suya (esto de las posesiones tenemos que hablarlo seriamente) y de pronto me dice:

- Mama estoy suando
-¿suando? 
- Sí mama. Mira - se toca la cabeza y me enseña la mano - hace caló, abre ventana, estoy suando.

Después de decirme esto, se pasó media hora enseñándonos a su padre y a mi, como sudaba. Porque claro, hacía calor. Cuando terminó con esto, empezó a explicarme su día en el cole, que había cantado: - genial! cántame la canción?. Ella se puso a cantar y como no, no entendí nada de nada. Le pregunto y me dice: -no sé la canción esta es mía.

Será artista de mayor... o como dice su padre: gimnasta, porque se pega unas carreras que parece que las pilas no se le acaben nunca.

Encima nos ha salido cotorra. Obviamente tiene a quien parecerse y eso me gusta, todavía más. No calla ni bajo el agua. Te lo explica todo. Te mira con cara pícara y te suelta alguna que te deja con la boca abierta. Y es que volver a descubrir el mundo con ellos es lo mejor del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario