lunes, 19 de febrero de 2018

¿LLORAR ES DE DÉBILES?

Respuesta corta y contundente: NO.

¿Por qué solemos decirle a una niña que si llora se pone fea? ¿Por qué solemos decirle a un niño que llora que no puede porque eso es de niñas?

Para mi el poder expresar tus sentimientos. El poder abrir tu corazón: TE HACE INFINITAMENTE MÁS FUERTE. Porque sí, en esta sociedad parecerá que eres débil, pero realmente no es debilidad, es poder expresar lo que sientes en todo momento, sin que ello perjudique a tu vida. Te conecta con tus emociones y mentalmente te hace más fuerte.

Conozco gente que lleva una coraza encima. Es de los que nunca muestran sus sentimientos, sus preocupaciones. Siempre están contentos y todo les va maravillosamente. Mucha de esa gente, al final acaba con una depresión, o con una úlcera (conozco un caso cercano) y todo por qué???? Por no querer llorar porque piensas que te llamarán débil? Vaya tontería. Llorar hace que los niveles de estrés bajen y con ello te puedas sentir más preparado y mejor tanto anímicamente como físicamente para afrontar nuevos retos, nuevos problemas.

Llorar para sacar lo que llevamos dentro nos ayuda. Nos ayuda a ver las cosas de otra manera. Nos ayuda a estar mejor, no solo con nosotros mismos, si no con lo que nos rodea. Llorar no es malo.

Y si tu no eres de llorar, pero sí de reír o de pegar a un saco de boxeo, haz risoterapia o kickboxing. La cuestión es no dejar todo lo malo dentro de nosotros, porque eso nos consume. Nos consume de tal manera que terminaremos peor que si dejamos que nuestros sentimientos afloren y podamos sacar esa frustración, problema, desahogo que necesitamos.

Por ello, no me gusta que a mi hija, cuando está llorando por frustración se le diga que no llore porque si no estará fea. Ella llora si lo necesita y si no te gusta, pues haz como mucha gente. Mira hacia otro lado.

Porque sí, vivimos en una sociedad que cuando ves llorar a alguien nos incomoda. No nos parece correcto. ¿Cuántas veces habéis visto llorar a alguien por la calle y habéis girado la cara? 

Yo me sincero. Sí, yo lloro cuando lo necesito. Y no, no me considero una persona débil, aunque muchos lo vean así. Llorar y expresar lo que siento me hace ser fuerte. Porque soy valiente. Valiente de expresarme, valiente de mostrarme ante el mundo. Valiente porque no dejo que nada ni nadie se agarre a mi ser, a mi cabeza o a mi corazón. Si necesito llorar para sacarlo, lo hago.
Y no solo lloro por mi misma, también lloro por las injusticias, por aquellos que no pueden llorar o no pueden defenderse por sí mismo. Lloro por empatía, pues si veo a alguien llorar, lloro por su pena.

Pero me sigo preguntando... ¿De verdad podemos llegar a ser tan insensibles en esta sociedad? ¿De verdad tenemos que ver esto como una debilidad y no como una fortaleza?

En mi trabajo (el que llevo un año, no el anterior), he llorado una vez en la oficina. Y fue cuando me comunicaron que mi abuela estaba muy mal y no pasaría de aquel día. Me fui al baño a llorar. Porque sí, no quería que nadie me viese. Porque pensé que me verían como una mojigata, por llorar. Porque nos encanta prejuzgar antes de saber. 

¿Por qué debemos escondernos? ¿De verdad es tan malo tener sentimientos y expresarlos?

Justamente pienso que a nuestros hijos, el futuro de nuestra sociedad, debemos enseñarlos a expresar lo que sienten. Las emociones, bien gestionadas, son buenas y por ello, alavo a colegios, como el que va la peque, donde tienen "el día de los abrazos" donde los niños expresan sus sentimientos, donde pueden decir qué han sentido al enfadarse con otro niño, donde pueden abrazar y besar a ese gran amigo que tienen y mil cosas más. Y sí, si necesitan llorar es el momento, porque realmente es necesario que se puedan mostrar como son. La inteligencia emocional, bajo mi punto de vista, es primordial en el desarrollo de un niño.

Así que no nos escondamos y si necesitamos sacarlo. Hagámoslo. Desgraciadamente los comentarios como: Llorar es de débiles los seguiremos escuchando, pero debemos entender que eso no es del todo correcto.

7 comentarios:

  1. Por eso me hice el blog. No me gusta llorar,ni que me vean llorar. Me siento tonta. Aunque sé que como bien dices, desahoga el alma. Pero a mi llorar me hace sentir peor. Me deja fatal... pero vamos que tengo temporadas de lagrima facil. Y en el blog... consigo sacar lo malo, aunque sea una caca lo que escriba pero ñor lo menos me ayuda a ordenar mis sentimientos y ponerle nombre. Eso me ayuda mas. Esta mal visto llorar y por eso les decimos a los niños que no lloren pero es parte de su desarrollo asi que tendremos que aprender los mayores.
    Me ha gustado! Un abrazo😚

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu mensaje. La verdad es que yo también creé mi blog como vía de escape, para contar no solo lo bueno, si no también lo malo y sacarlo de dentro de mi. Pero soy una llorona, si lloro hasta con los anuncios!
      Es verdad que hay días más sensibles, pero de por sí, si sé de injusticias, de malas artes, de dolor, lloro.

      Está mal visto y creo que no debería ser así. Por eso, es importante enseñar a nuestros hijos que no es malo llorar y sacar lo que tenemos dentro, pero también es bueno contar el por qué estamos de esa manera.

      Eliminar
  2. Aún recuerdo cuando era pequeña y viendo una película me daban muchas ganas de llorar y reprimía ese llanto por vergüenza. Recuerdo el dolor intenso en el cuello aguantando las ganas de llorar. No sé porqué, me daba vergüenza llorar viendo una película, si generalmente solo estábamos mi madre, mi abuela y yo. Creo que en algún momento a mi madre le hizo gracia que llorara por temas de adultos (una separación amorosa o una muerte, no recuerdo), y ahí se acabó el llorar en las películas...
    Ais, qué diferente se educaba hace 35 años...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues llorar es lo más humano que hay.
    A mí me preocupa más la gente que no llora nunca.
    Besis, reina.

    ResponderEliminar
  4. Yo antes era de controlar mis sentimientos, mucho. Era la mujer de hielo. Gracias al embarazo y la revolución hormonal todo eso se ha ido al garete. Lloro como nunca lo había hecho. Aún me sietno rara haciéndolo, pero es verdad que es necesario muchas veces.
    Tienes mucha razón cuando dices que hay que enseñar a que no es malo. Al contrario, es muy sano!

    ResponderEliminar
  5. Justo en un post escribía ésto el otro día, llorar no nos debilita nos hace más fuerte. Nos hace personas con sentimientos, y aunque parezca que es una parte de nosotros con la que demostramos lo débil que somos, es un error. Yo creo que las personas más fuertes son aquellas que más lloran!!

    Me ha encantado tu post!!

    ResponderEliminar
  6. Está de moda la educación emocional y yo como psicóloga me alegro. Las emociones tienen su función, todas y cada una de ellas y es importante dejarles paso. Muy bueno el post! Enhorabuena!

    ResponderEliminar